Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /usr/home/siervascj.net/web/wp-includes/plugin.php on line 600 Historia - Siervas del Sagrado Corazón de Jesús Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /usr/home/siervascj.net/web/wp-includes/plugin.php on line 600 Warning: A non-numeric value encountered in /usr/home/siervascj.net/web/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841
938 852 752

El día 2 de febrero, la Congregación de las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús celebra el aniversario de su fundación.

Todo comenzó en la ciudad de Vic (Barcelona –España-), en la calle San Hipólito, donde vivía un matrimonio, José y Narcisa. El 20 de enero de 1864 nace Juan, su primer hijo. Ese mismo día lo bautizan en la catedral con el nombre Juan Luis Sebastián. Sí, aquel niño era Juan Collell Cuatrecasas, nuestro Fundador.

Su familia era pobre y sencilla. En ella había aprendido a conocer y amar a Jesús y a la Virgen María. Fue monaguillo de su tío sacerdote en la Iglesia de las monjas “Devallades”.

A los 8 años entra en el Seminario aunque no sabía muy bien que era eso de ser sacerdote, sentía dentro de su corazón como Dios le amaba y él también quería amarle. No tenía que ir muy lejos, el Seminario estaba delante de su casa, en la calle de San Justo.

Juan va creciendo entre libros y exámenes. A los 22 años es ordenado sacerdote y el obispo de Vic le envía como párroco a un pueblo llamado Muntanyola, para que comience a poner en práctica todo lo que ha aprendido en el Seminario.

Juan era un párroco que aparentaba poca cosa, pero daba gusto escucharle como hablaba del Corazón de Jesús y del Amor que tenía por todos. Cuando sabía que alguien del pueblo estaba enfermo, iba a visitarle. Le agradaba estar con los jóvenes, y para ellos organizaba excursiones, les enseña canciones, celebraba la Eucaristía… Después de dos años había dejado en todo el pueblo una gran devoción al Corazón de Jesús, y la gente le quería como un hijo, un hermano, un amigo.

Vuelve de nuevo a la ciudad de Vic. El obispo necesitaba un maestro para el Seminario y le nombra director espiritual de los seminaristas.

Juan pasaba muchas horas en el confesionario de la Iglesia de San Justo y después en la Piedad escuchando las penas y los sufrimientos de la gente. En Muntanyola ya lo había visto: mujeres jóvenes que tenían que marchar del pueblo para ir a la ciudad a trabajar en la fábrica y así ganarse la vida. En las fábricas había poca seguridad y muchos accidentes, la higiene era insuficiente y muchas enfermaban. Los amos no se preocupaban por los derechos de los trabajadores sino que les hacían trabajar diariamente de doce a catorce horas y el sueldo que les daban no era el justo y adecuado.
Juan conocía todas estas injusticias ya que muchas jóvenes obreras se lo habían explicado y le había pedido ayuda. Escuchando dentro de sí mismo la voz del Espíritu del Evangelio, se preguntaba qué podía hacer él. No tenía muchos recursos económicos, tampoco influencias, era un pobre sacerdote y demasiado joven.

Quiere hacer algo por estas jóvenes obreras. Se va a la Cueva de San Ignacio en la ciudad de Manresa (Barcelona). Allí pasa un mes orando y meditando el Evangelio y la vida de las pobres obreras. Finalmente, ve claro que Dios quiere que ayuJoan Collell Profeta de las obrerasde a las jóvenes que trabajan en las fábricas. Confía en el Sagrado Corazón y a Él se abandona completamente.

Vuelve a Vic y el día 2 de febrero de 1891 reúne a un grupo de personas para dar comienzo a la “Pequeña obra del Sagrado Corazón”. Todo comienza con mucha pobreza y muchas dificultades. La primera joven que va a sentir la llamada a vivir amando a Jesús y a las jóvenes obreras, va a ser Pía Criach. Se une a ella Carmen Soler. Ya son dos las que viven en un piso de la Calle Nueva cuidando a los hijos de las trabajadoras que no tienen dónde dejarlos. Desgracias no les van a faltar, dificultades tampoco. Pero lo que hacía que la Congregación saliera adelante era el Amor del Corazón de Jesús por las jóvenes obreras, el amor que se tenían las hermanas entre sí y lo que éstas amaban a los niños y a las obreras. Estaban dispuestas a dar la vida por ellas.

Para ayudar a las jóvenes trabajadoras, Juan y las hermanas montan un taller de corbatas en Vic, abren una cocina económica en Manresa, casas para que las jóvenes obreras puedan comer y dormir si no tienen tiempo para volver a casa desde la fábrica, guarderías para sus hijos, escuelas,… Y, poco a poco, lo que parecía un sueño irrealizable se va a convertir en realidad.

Las hermanas Siervas del Sagrado Corazón de Jesús han extendido el Amor de Jesús por las jóvenes obreras y sus hijos en gran parte del mundo. Actualmente, viven su vocación de amor y servicio a través de guarderías, escuelas, residencias, parroquias y proyectos sociales, en Vic, Barcelona, Sevilla, Madrid y Burgos (España). En Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil, México y Mozambique (África).

Juan Collell. Profeta de las obreras

Después de conocer nuestra historia, conoced nuestra actualidad !!

Hna Luz Edilma

LA VOCACIÓN ES DON DE DIOS,ES UN REGALO DE DIOS . (JUAN COLLELL)